room 22

 

sound control station walk

 

12:00 a.m.

A la entrada de la plaza del Museo Reina Sofía

(Madrid: Metro línea 1, Estación del Arte)

(Tráete agua y protección solar ☀)

 

Paseo de control sonoro por las estaciones remotas de vigilancia y control de la contaminación acústica de la ciudad de Madrid.

Epitafio para una tecnología de escucha obsoleta

 

i. obituario

 

[anexo primero: definiciones, de la normativa de ruido y vibraciones de la Comunidad de Madrid, a cargo del Servicio de Normativa Técnica, Supervisión y Control de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, actualizada en octubre de 2004]

 

  • área de sensibilidad acústica: ámbito territorial, determinado por el órgano competente, que se pretende presente una calidad acústica homogénea.
  • aislamiento acústico: capacidad de un elemento constructivo o cerramiento de no dejar pasar el sonido a través de él. Se evalúa, en términos generales, mediante la relación de energías a ambos lados del elemento.
  • calibrador acústico: aparato portátil capaz de emitir una señal sonora estable y bien definida en términos de nivel y frecuencia, que permite conocer el estado del sonómetro o de la cadena de medida utilizada. Los valores más comúnmente utilizados de nivel y frecuencia son, respectivamente, 94 dB y 1.000 Hz.
  • contaminación acústica: presencia en el ambiente exterior o interior de las edificaciones, de ruidos que impliquen daños, molestias o riesgos para la salud de las personas en el medio ambiente.
  • decibelio: unidad empleada para expresar la relación entre dos potencias eléctricas o acústicas. Es diez veces el logaritmo decimal de su relación numérica.
  • decibelio A: unidad de medida de presión sonora basada en el uso de la ponderación frecuencial (A) que se describe en la norma UNE-EN 60651
  • emisión sonora: nivel de ruido producido por una fuente sonora de titularidad pública o privada, medido en su entorno conforme a un protocolo establecido.
  • emisor acústico: cualquier infraestructura, equipo maquinaria, actividad o compartimiento que genere contaminación acústica.
  • evaluación de incidencia acústica: cuantificación de los efectos previsibles por causa del ruido sobre las áreas afectadas por la actividad de referencia.
  • evaluación de nivel sonoro: acción de aplicar las medidas realizadas con arreglo a un protocolo determinado para cuantificar un valor de nivel sonoro con arreglo a su definición.
  • inmisión de ruido: nivel de ruido producido por una o diversas fuentes sonoras en el lugar en el que se hace patente la molestia o lo requiere el procedimiento, medido conforme a un protocolo establecido.
  • intensidad de percepción de vibraciones K: parámetro subjetivo experimental que permite evaluar la sensación frente a las vibraciones de los seres humanos, mediante la medida de la aceleración vibratoria en el rango comprendido entre 1 y 80 Hz.
  • mapa de ruido: representación gráfica de los niveles significativos de ruido existentes en un determinado territorio, obtenidos mediante medición en un conjunto de puntos representativos a lo largo de diferentes períodos, y su posterior integración e interpretación.
  • nivel de emisión: nivel de presión acústica existente en un determinado lugar originado por una fuente sonora que funciona en el mismo emplazamiento.
  • nivel de evaluación: valor resultante de la ejecución de una o varias medidas o cálculos de ruido, conforme a un protocolo establecido, que permite determinar el cumplimiento o no con los valores límite establecidos.
  • nivel de inmisión: nivel de presión acústica existente en un determinado lugar originado por una o varias fuentes sonoras que funcionan en emplazamientos diferentes.
  • nivel de presión sonora: cantidad de presión sonora expresada en decibelios referidos a 20 FPa.
  • nivel sonoro continuo equivalente LAeq: nivel sonoro cuyo aporte de energía es idéntico al proporcionado por la señal sonora fluctuante medida durante el mismo periodo de tiempo.
  • objetivo de calidad acústica: conjunto de requisitos que deben cumplir las características acústicas de un espacio determinado en un momento dado, evaluado en función de los índices acústicos que sean de aplicación.
  • potencia sonora: cantidad de energía total transformada en energía sonora por unidad de tiempo. Por extensión capacidad de un determinado aparato para transformar en energía sonora otro tipo de energía.
  • presión sonora: diferencia entre la presión total instantánea existente en un punto en presencia de una onda sonora y la presión estática en dicho punto en ausencia de la onda.
  • ruido: todo sonido no deseado, incluyendo tanto las características físicas de la señal como las psicofisiológicas del receptor.
  • ruido de fondo: señal sonora, expresada en términos de nivel de presión, que se puede medir cuando la fuente objeto de análisis o evaluación no está emitiendo. Es equivalente al ruido ambiental.
  • sonómetro: instrumento destinado a efectuar medidas acústicas. Está compuesto básicamente por: micrófono, ponderaciones, detector, integrador e indicador. Debe cumplir con lo indicado en las normas UNE-EN 60651 y UNE-EN 60804.
  • valor objetivo: valor de un parámetro determinado expresado en las unidades de medidas que se indican que se pretende alcanzar por aplicación de los medios necesarios.
  • valor límite: valor del índice acústico que no debe ser sobrepasado dentro de un periodo de tiempo, medido conforme a un protocolo establecido.
  • vibración: perturbación que provoca la oscilación periódica de los cuerpos sobre su posición de equilibrio.
  • zona de transición: área en la que se definen valores intermedios entre dos zonas colindantes.

 

ii. informe de autopsia

 

La Red fija de Control de la Contaminación Acústica consta de una serie de estaciones remotas, capaces de captar información sobre las condiciones acústicas de su entorno, que es transmitida a una estación central en la que se procesan los datos adquiridos.

Esta Red empezó a funcionar en el año 1994 con 6 estaciones y se amplió en el año 1998 a 31 estaciones que, con algunas modificaciones, son las que funcionan actualmente.

 

 

 

Un micrófono de intemperie, omnidireccional y anti pájaros, con una pantalla contra el viento, recoge los datos.

 

La señal recogida se conecta a un analizador estadístico de ruido. Los analizadores de las estaciones más modernas permiten además hacer registros de audio y análisis en frecuencia (1/1 y 1/3 octavas).

 

La información almacenada en el analizador es transferida a la estación central utilizando un módem, con transmisión mediante telefonía de alta velocidad RDSI.

 

La estación central dispone de un distribuidor equipado con adaptadores RDSI que se comunica con todas las estaciones -en los intervalos establecidos- para realizar el volcado de los datos. También puede recoger, en caso de necesidad, la información almacenada en alguna estación con la que no ha sido posible la comunicación automática, mediante una llamada forzada o conectando directamente un ordenador portátil.

 

El ordenador de gestión realiza las llamadas de forma automática y genera las bases de datos en bruto que luego serán tratadas por el resto de usuarios. También puede realizar llamadas en tiempo real a cualquiera de las estaciones, para visualizar en tiempo real los niveles de ruido -segundo a segundo- que se están produciendo en la estación conectada.

 

El servidor se encarga de mantener las bases de datos con toda la información de ruido procedente del ordenador de gestión. Los valores en bruto (aún sin procesar) son analizados por el administrador del sistema para determinar las posibles anomalías que pudiesen surgir. Realiza los cálculos automáticos de indicadores diarios, mensuales e incluso anuales que se realizan en el ordenador de gestión.

 

El sistema elabora los informes diarios que son remitidos a la prensa y «colgados» en la página web, a disposición de los interesados.

 

iii. necrológica

 

[nota de prensa del Ayuntamiento de Madrid del 8 de julio de 2021]

 

El Ayuntamiento de Madrid necesita modernizar con urgencia el Sistema Integral de Vigilancia de la Contaminación Acústica (SIVCA) debido a su obsolescencia y al apagón previsto en 2021 para la tecnología RDSI con la que funciona. La capital fue pionera en incorporar un sistema de control acústico para medir el ruido de la ciudad. La red empezó a funcionar en 1994 con seis estaciones y se amplió en 1998 a 25 puntos que, con posteriores modificaciones de menor escala, han alcanzado las 31 estaciones que conforman la actual estructura de medida de la contaminación acústica en el municipio.

 

El SIVCA está compuesto por una red fija de vigilancia que cuenta con 31 estaciones remotas permanentes y una red móvil con 16 equipos portátiles de monitorizado de ruido más cinco vehículos instrumentados. Con el nuevo contrato, se renovarán las 31 estaciones fijas en su ubicación actual, diez terminales portátiles y tres vehículos instrumentados. La red se actualizará y se conseguirá simplificar la gestión de los equipos de medición para poder obtener información en tiempo real (ya que la mayor parte de las estaciones actuales emiten datos cuatro veces al día), obtener mayor capacidad de almacenamiento y poner a disposición de los ciudadanos datos acústicos más detallados.

 

iv. sus amigos

 

[https://ec.europa.eu/environment/noise/research_en.htm]:

 

 

IMAGE

 

HARMONICA

 

SMILE

 

SILENCE

 

QCITY

 

PHENOMENA

 

 

 

 

Contacto